Denominado en tiempos como la Gran Florida del Duero, Castronuño posee una paisajística de excepcional belleza.

La cortada de La Muela supone un mirador natural sobre el río, que bajo él describe una gran curva, mirador que se asoma sobre la Dehesa hacia un lado y sobre el embalse de San José hacia el otro, en una panorámica extraordinaria.

Pero además del río, las masas del carrizaly de la chopera, en la zona del embalse, producen un extraordinario conjunto de formas, luces y matices de colores, que se contrastan y completan en sus márgenes por el encinar y los campos de cultivo.

Enlaces de interés